campeonato_canotaje
facebook

cabecera contacto

Historia del Club de Regatas La Plata

cabecera1

Si nos preguntan por el Club de Regatas La Plata, debemos contestar que es un Club amante de los deportes náuticos, que nació y vive desde hace 100 años bendecido por las aguas del histórico Río Santiago.
Ya el ferrocarril había llegado a Cambaceres, se había fundado la ciudad de La Plata y construido el puerto de Ensenada luego llamado La Plata, pero el Delta del Río Santiago con su selva marginal y sus arroyos no había perdido su belleza. Este Delta, que no envidiaba al de Tigre, fue el escenario buscado por los lugareños y los inmigrantes porteños para sus paseos dominicales, ya que para calmar los calores estivales, concurrían a la Isla Paulino, sobre el canal de entrada al puerto, donde hacían los tradicionales almuerzos campestres, y posteriormente recorrían los innumerables arroyos del Río Santiago. reemplazando de esta forma al tradicional paseo del Bosque.
En 1895 se fundó en Río Santiago un Club de Regatas llamado Saturno, dedicado a la práctica del remo, que facilitaba embarcaciones a sus asociados y organizó en 1899 dos regatas con similares programas a los del Tigre, una en el Canal de acceso al Puerto La Plata y la otra en el Canal Intermedio, frente al Apostadero Naval que fueron las primeras en la historia del Río Santiago. Este club que tenía su sede en el Canal Oeste tuvo una vida efímera ya que en el año 1900 desapareció al fusionarse con el Club Gimnasia y Esgrima de La Plata, hasta que el 16 de noviembre de 1902, un grupo de ex-socios del Saturno y otros amigos, fundaron un nuevo Club de Regatas, “bajo la denominación de La Plata.
Su primer Sede, se encontraba sobre el Canal de Acceso al Gran Dock, sobre la margen Oeste, próximo a la primera Estación Ferroviaria de Río Santiago.
La primer actividad deportiva que desarrolló fue el remo, utilizando el material flotante del Saturno, pero a cuatro meses de su fundación, a moción de su primer presidente don Pablo Rouquaud, se crea la Sección de Vela, y poco tiempo después la de Natación.
Como complemento la natación se practicaba en las aguas del puerto y Río Santiago y los que competían lo hacían entre el embarcadero del club y el muelle de la Isla Paulino.
Estas actividades fueron acompañadas con regatas anuales, que se realizaban al fin de la temporada de verano. La primer regata organizada por el Club, se llevó a cabo el 7 de febrero de 1904 en el Canal Intermedio. El público presenció las competencias desde la cubierta del Acorazado Belgrano, fondeado en el Apostadero Naval.
En 1909 asume la presidencia del Club el Dr. Manuel Escobar que durante los 10 años siguientes dirigió el Club, destacándose  por ser éste un  período de progreso y afianzamiento en el cual se puede destacar la incorporación de la mujer como socia, participación en la organización de la primer regata de yachting donde se disputó la copa Ciudad de La Plata en 1913, y la ayuda solidaria en los años 1913 y 1919 donde los remeros y miembros de Comisión Directiva asistieron a los inundados del interior de la Provincia de Buenos Aires. Este  hecho, sirvió de primordial fundamento en la Legislatura de la Provincia para la cesión en propiedad de las tierras del Islote en 1939.
El club creció y se afirmó como Institución náutica. A poco tiempo de su fundación pusieron la piedra fundamental del Frigorífico Swift, el puerto pasó a la nación, mientras que en 1909 la Escuela Naval Militar se instala en el Apostadero Naval, y en 1914 se iniciaron  las obras del Frigorífico Armour.

cabecera2

Por la mayor actividad deportiva desarrollada, el 27 de Junio de 1915 las  autoridades del Club toman posesión en arriendo por 10 años un terreno de 12 hectáreas ubicado sobre la costa del Río Santiago, frente la actual Escuela Naval. De inmediato inician las obras del edificio que es inaugurado el 11 de junio de 1916.
El 23 de Marzo de 1920 es aceptada la afiliación en la Asociación Argentina de Remeros Aficionados, y el 11 de Noviembre de 1923 el Club participa por primera vez en las Regatas Oficiales de la Asociación Argentina de Remeros Aficionados con tres botes. En esta época el Club también fue uno de los fundadores de la Comisión de Regatas del Río de La Plata, y de la Federación Platense de Natación, interviniendo en distintos regatas y torneos.
Por decreto del 28 de Diciembre de 1925 el Club obtuvo su Personería Jurídica.
En esta nueva sede no solo encontró lugar para la expansión de su actividad deportiva sino también en la edilicia y en la parte social. Este nuevo lugar le permitió las prácticas de otros deportes no náuticos los cuales nunca fueron oficiales. En sus jardines se tomaba el tradicional té, hoy reemplazado por el mate. En los salones del Buffet inaugurado en 1932 se realizaban concurridísimas reuniones sociales como eran las tradicionales Cena de Reyes, las reuniones danzantes posteriores a las regatas, los bailes de carnaval, las reuniones con los socios vitalicios e innumerables reuniones familiares.

cabecera3

En el año 1935, al disponerse  la instalación de un Astillero Naval en Río Santiago, las autoridades del Club iniciaron gestiones ante el Gobierno Provincial para conseguir en cesión el terreno de la Isla situada sobre el Río Santiago, entre los arroyos Doña Flora y el Zanjón con una superficie aproximada a las 6 hectáreas, en la que actualmente se encuentra la sede Náutica. Estas gestiones lograron que este terreno se diera primero en concesión y luego en propiedad por Ley Provincial.
En 1938 toma posesión del terreno donde después de 35 años de largas y fatigosas gestiones desde su fundación los asociados del Club de Regatas vieron coronadas sus aspiraciones de la casa propia. De inmediato se inició la construcción del nuevo edificio.
En el año 1951 el Club sufrió un voraz incendio que destruyo su galpón de botes, pañoles y carpintería, perdiéndose totalmente el precioso material flotante imposible de reponer, entre ellos los botes de competencia.
Estas contrariedades no desanimaron a sus miembros, sino que les dio fuerza para seguir adelante y fortalecer al nuevo club. Se unió la isla con tierra firme y se consiguió abrir un camino que permitió a sus socios llegar al club sin tener que usar la romántica lancha desde Cambaceres.
En distintos períodos se fue construyendo el murallón para defender su costa de la erosión de las aguas, se dragaron los arroyos linderos permitiendo la ubicación de amarras, se ampliaron sus instalaciones con las construcción de la Carpintería, la Guardería de Lanchas, los Galpones de Botes, y ganando terrenos al río se construyo la playa de estacionamiento, los otros deportes tampoco fueron descuidados, se reemplazo la tradicional pileta flotante por hermosas piscinas de agua salada (hoy en día de agua dulce), se construyeron las canchas de tenis, de voley , de básquetbol, de bochas y paddle, se remodeló el parque y se instalaron “en el monte” las parrillas para los tradicionales asados, quedando disponible una isla de casi dos hectáreas para su futura expansión.

cabecera4

El Club de Regatas La Plata, a lo largo de sus 111 años de vida,  se ha convertido una institución tradicional  y  prestigiosa de la región. En todo este tiempo, se ha destacado tanto por su importante vida social, como así también por sus importantes logros deportivos en las disciplinas náuticas que promueve –el remo, el canotaje y el yachting- en las que sus deportistas se han destacado no sólo en la esfera local, sino también nacional e internacional.
La institución cuenta actualmente con más de 3.500 socios de todas las edades.
En su sede náutica, se puede encontrar  una de las infraestructuras mas imponentes dentro de los clubes náuticos de país, ya que posee instalaciones de todo tipo que lo convierten en un lugar óptimo para el esparcimiento, el deporte y el contacto con la naturaleza.
Su tradicional edificio concebido en forma de barco cuenta con: restaurant, salón de fiestas y eventos con vista al río, habitaciones para hasta seis personas, quinchos, sala de reuniones, boteras, gimnasio de pesas, y la playa de estacionamiento con una capacidad para 400 autos.
Dentro de sus seis hectáreas se pueden desarrollar una diversidad de actividades deportivas y recreativas ya que el club posee: tres piletas de natación –una de medidas olímpicas-, juegos infantiles, canchas de tenis criollo, paddle, básquet, bochas, fútbol y voley, como así también con mesas y parrillas a lo largo de su parque arbolado.
Como rasgo distintivo y en la promoción de los deportes náuticos, el club cuenta con una importante flota de botes de paseo para socios e invitados, guardería de kayaks, tablas de windsurf, lanchas y jet sky, y un completo embarcadero que incluye una carpintería náutica.  Actualmente, más de 400 embarcaciones de vela mayor y yates utilizan el servicio de amarras.
El desarrollo de Regatas estuvo siempre ligado a los deportes náuticos, razón de ser de la institución. Hoy se practican competitivamente la vela de orza, el remo y el canotaje, disciplinas en las cuales sus representantes han obtenido importantes resultados en todos los niveles a lo largo de la historia.  Asimismo,  es sede de regatas oficiales de los tres deportes, incluyendo campeonatos argentinos.
La vida social ha sido siempre muy fluída en Regatas. Al encuentro diario de los grupos de socios que tienen al lugar como punto de reunión de amigos y familiares, se le sumó desde siempre la realización de eventos sociales como entregas de premios, fiestas, bailes, cenas y encuentros culturales y sociales de todo tipo que elevan el prestigio de la institución. Pero sin dudas, que el más significativo, porque hace al espíritu del club y encierra toda una mística en si mismo tanto para socios como para quienes no lo son es el  tradicional Malón del Pirata.